Cámaras de seguridad abrieron una nueva pista en el caso Schlender

Dos automóviles que cruzan detrás de la motocicleta de la víctima son observados en las cámaras de seguridad de un supermercado chino de Garuhapé. Es la nueva pista que manejan los investigadores policiales en torno a la muerte de Claudio Luis Schlender (18).

El joven falleció el sábado 18 de junio cerca de las 7 en un siniestro vial sobre la ruta 12. Aún no se sabe quién lo atropelló. Su motocicleta fue embestida y él arrastrado por varios kilómetros. Tal como publicó PRIMERA EDICIÓN, cuando parecía que los investigadores identificaron al vehículo involucrado, éste finalmente fue encontrado pero quedó descartada su participación.

En las últimas horas los pesquisas de la Unidad Regional IV –con asiento en Puerto Rico- tratan de identificar a los dos vehículos captados por cámaras de seguridad, en este caso privadas. No obstante, continúan observando otros registros para identificar vehículos que circularon por ese tramo entre el paraje Tres de Mayo y el acceso a El Alcázar.

En las cámaras del supermercado se observa pasar a la víctima en moto y detrás dos autos, cuyos datos se reservan en la investigación, luego de tres o cuatro minutos, se puede ver al camión brasileño que se supo chocó contra del rodado ya sin Schlender más adelante, indicaron las fuentes.

Los pesquisas aclararon que no se descarta que participaron otros vehículos que subieron a la ruta desde caminos laterales.

En la causa existen otras pruebas colectadas que fueron analizadas y permitieron echar algo de luz sobre lo sucedido. Ejemplo de ello fueron las huellas en el barro de un vehículo que se detuvo en la banquina, cerca del cadáver de la víctima. Esto permitió armar el rompecabezas. Por ello se presume que el conductor involucrado bajó, “desenganchó” el cuerpo y lo dejó al costado del asfalto.

Los rastros fueron claros. Las ruedas descendieron del asfalto y volvieron a subir en dirección al norte. La otra característica respecto al automóvil, es que por la distancia entre ejes, no fue un camión, ni una 4×4, por lo que se trataría de un auto tipo sedan o una camioneta tipo SUV.

El hecho salió a la luz cuando un camión guiado por una brasileña de 45 años embistió en medio de la neblina una motocicleta, restos se cruzaron al carril contrario impactaron en la parrilla de un Peugeot 307. Tras el alerta a la policía comenzaron a buscar a la víctima.

Una hora después y a 16 kilómetros en el ingreso a El Alcázar, hallaron el cuerpo de Schlender.  Se presume que el vehículo que lo impactó lo llevó en el capot o enganchado hasta ese punto. Eso pudo determinarse porque metros más delante de Tres de Mayo, sobre la ruta, se detectaron manchas de sangre. La causa se instruye ante el juez de Puerto Rico, Leonardo Balanda Gómez y el fiscal Héctor Simon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *