Día Mundial del Linfoma: señales de alarma que no deben ignorarse

Los pacientes con diagnóstico precoz y tratados correctamente tienen 70% de probabilidad de supervivencia a cinco años.

Se recuerda este miércoles 15 de septiembre el Día Mundial de Concientización sobre el Linfoma, una enfermedad que afecta mundialmente a 1 de cada 5.000 personas. La importancia de este día es concientizar para poder reconocer sus síntomas a tiempo, permitiendo su diagnóstico precoz. Esto es fundamental, ya que cada año se diagnostican 730.000 nuevos casos de ese cáncer linfático que tiene más de 60 subtipos.

El síntoma más frecuente es el aumento de tamaño de un ganglio, puede ser en la ingle, en la axila o en el cuello, situación que generalmente no está acompañada de dolor. Además, también suele manifestarse febrícula, picazón en todo el cuerpo y tos al acostarse.

“En esta campaña apuntamos a estos linfomas que tienen estas sintomatologías porque son en los que el paciente se deja estar y no concurre al médico o concurre y es mal diagnosticado, el 62% de los pacientes fueron mal diagnosticados en una primera consulta”, contó en diálogo con la FM 89.3 Santa María de las Misiones, la radio de PRIMERA EDICIÓN, la presidente de la Asociación Civil Linfomas, Mielodisplasias y Mielofibrosis de Argentina (ACLA), Haydee González.

Un 40% menos de consultas

Bajo el lema “No podemos esperar”, la campaña de este año busca poner fin a las consecuencias no deseadas que la pandemia tuvo en la comunidad de pacientes con linfoma. En todo el mundo, muchas personas han tenido miedo en concurrir a los controles y se enfrentaron a una reducción en la atención, tratamientos y apoyo.

En Argentina también se retrasó muchísimo el diagnóstico, los centros hematológicos de Buenos Aires estiman que durante el año pasado tuvieron un 40% menos de consultas y esos pacientes que no acudieron de entrada llegan en forma tardía al diagnóstico y tienen un mal pronóstico”, alertó González.

En esta enfermedad el diagnóstico precoz es de suma importancia, los pacientes que se diagnosticaron en estadios tempranos de la enfermedad tienen 70% de probabilidad de supervivencia a 5 años. Esa probabilidad decae al 58% de los pacientes con diagnóstico en estadio avanzado.

Acompañar, contener y asesorar

En Argentina, las actividades del Día Mundial están organizadas por la Asociación Civil Linfomas, Mielodisplasias y Mielofibrosis de Argentina, asociación de pacientes fundada en 2005 que representa en el país a la Lymphoma Coalition que este año celebra su 16° aniversario y que fue reconocida por la misma en la 1ª Edición del Premio Karen Van Rassel Leadership Award (en honor a su retirada CEO y Miembro Fundadora) como la ONG que realiza el mejor trabajo en defensa de los pacientes, entre sus más de 60 miembros a nivel internacional.

Haydee González se refirió a la labor que cumplen en informar a los pacientes recién diagnosticados: “En primer lugar ofrecemos la contención de pares, de los que pasamos por la misma experiencia y eso los ayuda a transitar por el tratamiento en forma acompañada, también contamos con el asesoramiento de médicos hematólogos y de apoyo emocional con profesionales psicólogos. También los ayudamos a defender sus derechos ante el sistema de salud y las prepagas, tratamos de estar junto al paciente y a los familiares”.

Según indicó, en Argentina, la fragmentación del sistema de salud obliga a los pacientes a tener que hacer muchos trámites para poder acceder a los medicamentos.

 

Acerca de los linfomas

Los linfomas son un tipo de cáncer del sistema linfático, el cual está compuesto por los ganglios y una extensa red de vasos que los conectan, denominados vasos linfáticos. Estos órganos forman parte del sistema inmunológico, que se encarga de la defensa del organismo. Los ganglios linfáticos se distribuyen por todo el cuerpo. Algunos son accesibles a la palpación (cuello, axilas, ingles) y otros son profundos, hallándose en el interior del tórax y del abdomen.

Los linfomas se dividen en dos grandes grupos: Linfoma de Hodgkin (también conocido como “enfermedad de Hodgkin”) y los Linfomas No Hodgkin (LNH) que son los de mayor incidencia. Estos últimos se dividen a su vez en cerca de 60 subtipos diferentes. Los más comunes son: Linfoma folicular, Linfoma difuso de células B grandes, Linfoma linfocítico de células pequeñas, Linfoma de células del manto, Linfoma de Burkitt, Linfoma de células T, Linfoma cutáneo de células T; entre otros.

Los linfomas afectan a 1 de cada 5.000 personas a nivel mundial. La mayoría tiene altas probabilidades de curación si es diagnosticada y tratada a tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *